Image default
Blog

Tendencias en ciberseguridad 2021 – TRABAJO REMOTO COMO MEDIDA PERMANENTE PARA LAS EMPRESAS

Hace menos de un año muchas empresas veían el trabajo remoto como algo lejano, difícil de implementar y con muchos riesgos, no solo de seguridad, sino de productividad. Pero la pandemia del coronavirus demostró que es posible y muy necesario. A unos días de terminar este vertiginoso año, las tendencias en ciberseguridad del 2021 indican que el trabajo remoto no solo se apoderó de nuestro presente sino del futuro también.

A principios de año, las cuarentenas decretadas por las autoridades de los países del mundo orillaron a las empresas a crear políticas de seguridad para implementar el trabajo remoto en solo unas semanas, tiempo récord para lo que normalmente llevaría toda esta operación.

“La reubicación de toda la fuerza laboral de una empresa en una situación normal habría requerido meses de planificación, consultas interminables a asesores y luego más planificación antes de obtener la aprobación de las múltiples partes involucradas”, afirmó Jake Moore, Security Specialist de ESET, en su más reciente reporte de seguridad.

Y aunque la prioridad siempre fue preservar la salud de los individuos, no se podía ignorar el inminente riesgo de ciberseguridad en el que se colocaban las empresas, sus activos y por supuesto, los propios empleados.

Ciberdelincuentes de todo el mundo aprovecharon desde el primer instante de crisis las vulnerabilidades de seguridad que la implementación repentina del trabajo remoto trajo consigo. Pues la dependencia tecnológica y los sistemas centrales de TI sustituidos por la red independiente de cada empleado, hicieron de la ciberseguridad el reto más importante para cada empresa.

“Las empresas con sistemas de seguridad fracturados son sumamente vulnerables, pero aquellas que depositan toda la confianza en los empleados para manejar la ciberseguridad también corren un riesgo grave.Aunque se pueden implementar medidas simples para reducir la posibilidad de un ataque cibernético, pasarde tener una o dos oficinas a docenas o incluso cientos de oficinas domésticas generalmente tiene un precio”, agregó Moore.

¿Qué piensan las empresas del trabajo remoto para el 2021?

¿Qué piensan las empresas del trabajo remoto para el 2021?

El escenario de ciberseguridad parece desalentador para que el trabajo remoto siga siendo protagonista en la cultura laboral. Sin embargo, las empresas han visto múltiples beneficios que bien parecen valer el costo de invertir en los recursos necesarios para que siga siendo posible.

En México, por ejemplo, el 79% de las empresas consideran continuar con el trabajo remoto después de que se levante el confinamiento por el COVID-19, esto de acuerdo con una encuesta realizada por Atento, unafirma de servicios de relación con clientes y externalización de procesos de negocio.

Otros datos arrojados por esta encuesta revelan que el 27% de las compañías de los sectores de retail, banca, seguros y telecomunicaciones, prevé invertir más presupuesto en apps móviles; el 23% en aplicaciones web; y el 21% en soluciones de contact center. Todo con el objetivo de que sus operaciones puedan continuar y mejorar con sus empleados trabajando desde casa.

Sin embargo, estos planes ya avanzados por mantener el trabajo remoto no deben ser suficientes. Para los expertos en ciberseguridad las herramientas de trabajo no son lo único necesario, ya que un incidente de seguridad puede dejarlas inutilizables, causando pérdidas económicas y en la reputación.

¿Cómo sobrevivir al trabajo remoto en 2021?

Es cierto que la mayoría de las empresas cuenta con políticas de seguridad y evaluaciones de riesgo, así como con herramientas y tecnologías de ciberseguridad que puedan combatir las amenazas que cualquierempresa normal esperaría encontrar. No obstante, es casi imposible que alguna de estas organizaciones esté completamente preparada para afrontar el nuevo esquema de trabajo desde que el COVID-19 sacudió al mundo.
¿Cómo sobrevivir al trabajo remoto en 2021?

“Antes del COVID-19, los ataques cibernéticos ya estaban aumentando, y la pandemia y la cuarentena resultante no hicieron más que incrementar aún más este riesgo. Desde las estafas de phishing hasta el malware relacionado con el COVID-19, los ciberdelincuentes se han abalanzado sobre las vulnerabilidades que se desprenden del trabajo descentralizado y los sistemas de TI para encontrar grietas por donde filtrarse”, mencionó el Security Specialist de ESET.

Ante este escenario es importante entender que estas medidas de seguridad son obligatorias para todas las empresas que implementan el trabajo remoto, que lo consideran para el futuro o que piensan mantenerlo de manera definitiva:

  • Capacitación del personal de forma frecuente y en pequeñas dosis
  • Uso obligatorio de herramientas como las redes privadas virtuales (VPN), firewall y antimalware
  • Uso de la autenticación multifactor cuanto más sea posible
  • Habilitación de las actualizaciones automáticas en los dispositivos
  • Uso exclusivamente de dispositivos entregados por la empresa
  • Verificación de las redes WiFi de cada colaborador

La pandemia del coronavirus aceleró el trabajo remoto en todo el mundo y como sociedad, empresas y empleados debemos entender que con este cambio también llegó un extra de responsabilidad en ciberseguridad. Si tu empresa vive este cambio y planea continuarlo el próximo año, contáctanos y conoce cómo protegerla.

Fuente: ESET, El Financiero