Image default
Noticias

El riesgo de seguir usando Windows 7 en tu computadora

Si eres de esos que no les gustan los cambios y son felices utilizando lo mismo todo el tiempo, tenemos una mala noticia para ti. Si sigues usando Windows 7 hay una alta probabilidad de que tu computadora esté en riesgo inminente de ser atacada por ciberdelincuentes y por malware de todo tipo. No tendrá soporte técnico, actualizaciones ni soluciones de ciberseguridad.

La información que guardas, desde tus fotografías hasta tus documentos personales, podrían caer en manos de piratas informáticos que aprovecharán que Microsoft ya no dará soporte técnico a esta versión de su sistema operativo después de 10 años de haber sido lanzado. De la misma manera, las PC’s utilizadas por empresas y otras organizaciones quedarán expuestas aun usando otras soluciones de seguridad.

Parece difícil de creer que después de meses de recibir las advertencias de Microsoft aún existan usuarios que se nieguen al cambio. Si eres uno de ellos, formas parte del 28% de mexicanos que no se han tomado en serio la actualización por el bien de su información y la de sus empleos. Si aún tienes Windows 8 no te preocupes, esta versión tendrá soporte gratuito hasta 2023.

Para algunos usuarios, el costo que representa la actualización los ha llevado a no concretarla; sin embargo, expertos de firmas como Kaspersky advierten que un sistema operativo obsoleto que no cuenta con parches de seguridad es un riesgo de ciberseguridad para usuarios y empresas, por lo que el costo de un incidente puede ser sustancialmente mayor al de la actualización.

Actualización a Windows 10, paso a paso

Si para ti no es opción adquirir una computadora nueva que ya contenga Windows 10, puedes realizar la actualización en tu equipo. Para ello, primero debes verificar que cumpla con estos requisitos:

  • Procesador compatible de 1 GHz o más rápido
  • Memoria RAM de 1 GB para 32 bits o 2 GB para 64 bits
  • Disco duro de 32 GB o más
  • Tarjeta gráfica compatible con DirectX 9 o posterior con el controlador WDDM 1.0
  • Monitor de 800×600
  • Conexión a internet de calidad para realizar descargas y actualizaciones

Ahora sí, si tu PC cumple con estos requerimientos técnicos puedes comenzar la actualización siguiendo estos pasos:

  1. Accede al sitio de descarga de Windows 10.
  2. En la sección Create Windows 10 installation media, selecciona Download tool.
  3. Una vez descargada e instalada la herramienta, seleccionar la opción Upgrade this PC now.
  4. El instalador preguntará si deseas mantener archivos personales en la computadora o bien eliminar todo y comenzar desde cero. En cualquier opción, aplicaciones y configuraciones serán completamente eliminadas para evitar posibles problemas de compatibilidad durante la actualización. Por eso, toma en cuenta realizar un respaldo o copia de seguridad previamente.
  5. La actualización a Windows 10 se completará.

Consideraciones especiales para las empresas

De acuerdo con la compañía Manage Engine antes de que las empresas realicen la actualización de sus equipos, deberán tomar en cuenta las siguientes consideraciones:

  1. Si hay aplicaciones web y sitios web que utilicen tecnología heredada, requerirán complementos que son nativos de los navegadores heredados como Internet Explorer.
  2. Deberán contar con herramientas que mantengan los datos de los usuarios cuando estos inicien sesión para eliminar la necesidad de personalizar cada máquina y volver a ingresar las configuraciones.
  3. Antes de pasar a Windows 10 es importante identificar cuántas máquinas aún ejecutan Windows 7 y cuántas Windows 8, la cual seguirá recibiendo soporte y actualizaciones.
  4. También deberán identificar cuántas máquinas de destino deben evaluarse para garantizar que cumplan con los requerimientos técnicos para Windows 10 (arriba mencionados).

La actualización tanto para usuarios como para empresas es muy fácil, en muchos casos es gratuita y si no, recuerda que los costos por ciberataques son mayores. Las pérdidas no solo significarían grandes cantidades de dinero, también la pérdida de información personal sensible o, incluso, hasta confianza de tus clientes.