Image default
Ciberseguridad

Las redes sociales y los millenials. ¿Cómo los millenials se protegen de un ciberataque?

Un millennial, en promedio, pasa 2 horas diarias en redes sociales, sobre todo en apps como Facebook, Whatsapp, Twitter, Instagram, Youtube, Netflix o Spotify. Si hacemos el cálculo a largo plazo, en promedio invertirán más de 5 años de su vida en ellas.

Estas plataformas se volvieron imprescindibles para la también conocida generación Y. Encontraron una forma de expresarse, comunicarse, divertirse y compartir sus experiencias más agradables, logrando romper las barreras geográficas para hacer amigos e incluso, encontrar el amor. Mientras que otras generaciones confían menos en las conexiones y en la gente que no ven físicamente, los millennials viven en estas redes, convirtiéndolos en los más vulnerables a sufrir un ciberataque.

Los riesgos de los millennials en números

A pesar de conocer los riesgos de compartir tanta información en redes sociales, el 39% pagaría un rescate a un ciberdelincuente con tal de no perder su información. Este resultado lo dio a conocer el periódico español “La Tercera” en un estudio en donde los millennials consideran que pueden recuperarse monetariamente en seis días promedio a diferencia de los empleados de mayor edad al ser víctimas de un ataque.  

Rommel García, socio de la asesoría en Gestión de Tecnologías de la Información de la consultora KPMG en México, explicó que los millennials no utilizan sistemas de seguridad adicionales para sincronizar sus dispositivos móviles, además de que suelen almacenar mucha información en sus smartphones y otros dispositivos conectados.

También dio a conocer que, en México, los ataques cibernéticos generan pérdidas equivalentes al 17% del PIB, aproximadamente 11,276 billones de pesos, siendo el spam o correo basura el principal recurso del crimen cibernético, con más de 1 millón 400 mil incidentes diarios.

Una generación tecnológica

La generación acoge la tecnología: el 71% tiene una opinión positiva del mundo digital y la mayoría cree que los beneficios de la tecnología compensan sus riesgos, al 79% le preocupa llegar a ser víctima de fraude en línea y el 78% se preocupa por la forma en la que las organizaciones comparten información personal entre ellas.

Las redes sociales hoy son la nueva manera de comunicarse e incluso de informarse y aunque no todas las personas se adaptan de la misma manera a las nuevas tecnologías, es un espacio para que los ciberdelincuentes encuentren a su siguiente víctima.

Las cifras son contradictorias, los millenials están preocupados por los riesgos tecnológicos pero no tienen una cultura que se preocupa por eso. El camino es largo, pero se puede empezar conociendo aspectos básicos de ciberseguridad para entender un poco más que se puede hacer para prevenir ser atacados por ciberdelincuentes.

La próxima vez que subas una publicación, compartas una historia, un meme o simplemente hagas uso de tus redes sociales, piensa dos veces si toda la información que compartes es necesario. ¡Ser víctima de un ciberdelincuente no es un juego!