Image default
Blog

Por qué no debes ver pornografía en la computadora con la que haces home office

Trabajar desde casa brinda muchas comodidades, como ahorrar tiempo en traslados o vestir cómodamente. Sin embargo, también requiere responsabilidades. Más allá de seguir horarios y cumplir objetivos, es primordial mantener buenas prácticas de ciberseguridad. Y una de ellas, es no ver sitios de pornografía en la computadora de tu empresa mientras haces home office.

De acuerdo con un estudio realizado por la firma internacional de ciberseguridad Kaspersky “Cómo el COVID-19 cambió la forma en que la gente trabaja” las personas que trabajan de manera remota tienen muchas más probabilidades de ver pornografía en los mismos dispositivos que usan para trabajar. Esto es sumamente inseguro, no solo para el empleado sino para la empresa que trabaja.

En la investigación, Kaspersky encuestó a más de 6 mil trabajadores remotos de todo el mundo. Cuestionó sobre sus hábitos en línea durante el mes abril y encontró que los encuestados que indicaron haber visto más contenido pornográfico que antes de hacer home office, el 51% admitió hacerlo desde el mismo dispositivo que usan para trabajar. Además, el 20% señaló que utilizaban el dispositivo proporcionado por su empresa para ver pornografía.

¿Pero por qué esto es tan importante? Los sitios web con contenido para adultos alojan páginas llenas de pop-ups o anuncios emergentes que comúnmente transmiten malware a los dispositivos.

Pornografía y su antigua relación con los ciberataques

Esta no es la primera vez que la pornografía termina en un trágico desenlace. En los últimos años los ciberataques relaciones con sitios web para adultos aumentaron. De acuerdo con la misma compañía de ciberseguridad, durante el 2018 se registraron más 850 mil ataques. Es decir, casi 550 mil más que en el año 2017 cuando detectaron 307 mil.

Además, esta investigación encontró el creciente interés de los ciberdelincuentes en consumidores de contenido exclusivo para adultos. Es decir, al que solo se puede acceder creando una cuenta con usuario y contraseña.

Pornografía y su antigua relación con los ciberataques

Así, el número de usuarios atacados por malware a través de sitios pornográficos pasó de 50 mil en 2017 a 110 mil en 2018. El objetivo: robar las credenciales y probar suerte en otras aplicaciones, servicios y vulnerabilidades de la empresa donde labora el usuario.

Digamos que eres muy listo para no usar tu correo corporativo en una cuenta para servicios de pornografía. Pero nunca subestimes la agilidad de un ciberdelincuente para descubrir todo de ti con un solo correo electrónico, una contraseña y tus datos bancarios proporcionados para pagar el contenido premium. Ahora ¿imaginas qué fácil sería para ellos acceder a tu dispositivo y obtener información personal y laboral?

Así operan los ciberdelincuentes

Te explicamos un poco como es el modus operandi de los ciberdelincuentes. Para robar tus credenciales distribuyen malware o software malicioso a través de botnes o cadenas de bots infectadas capaces de descargar el malware en la computadora, smartphone o el dispositivo que utilices.

Los botnes suelen estar formados por versiones de troyanos bancarios reutilizados que interceptan el tráfico de sus víctimas y los redireccionan a páginas web falsas. Así, simulan ser la página para adultos auténtica y cuando el usuario captura sus credenciales son robadas.

Así operan los ciberdelincuentes

De esta sencilla manera y sin que te des cuenta, los ciberdelincuentes obtienen acceso a la cuenta de contenido pornográfico exclusivo, bloquean el acceso del usuario y de paso obtienen datos para realizar otros ciberataques, sustraer información y todo lo que deseen, incluso extorsiones.

Ahora, si no eres un cliente premium, no quiere decir que estés exento de convertirte en víctima. Los sitios web con contenido para adultos están llenos de publicidad maliciosa, o adware, que también representa un riesgo. Si decides darle clic podrías descargar malware en tu computadora y dar acceso a los ciberdelincuentes. Las consecuencias dependerán del tipo de software malicioso que se instale.

Cómo ver pornografía de forma segura

En primer lugar, es importante que comprendas al 100% que los dispositivos que utilizas para trabajar no deben ser utilizados para otro fin. Esto no quiere decir que no puedas consumir contenido para adultos, pero si que lo hagas desde un dispositivo de uso personal, actualizado y con un antimalware. Además, asegúrate de seguir estas recomendaciones:

  • Si pagas una cuenta premium, ten mucho cuidado con las pop-ups que te pidan tus datos de registro y cambia la contraseña frecuentemente.
  • Identifica los intentos de phishing y no des clic, incluso si solo dudas un poco. Es fácil, ya que presentan ofertas irreales o solicitan información personal o bancaria que nunca debes compartir con nadie.
  • No descargues software de ningún sitio web durante una sesión de internet en privado. También evita descargar aplicaciones recomendadas en el sitio, pues pueden ser maliciosas e infectar tu dispositivo.
  • Si lo que buscas, además de seguridad, es privacidad, activa el modo incógnito del navegador o usa VPN para que nadie pueda rastrear tu actividad en internet.
  • Recuerda acceder solo a los sitios oficiales. Reconoce el link de los sitios para adultos y llega a ellos directamente.

Hacer home office como una medida extraordinaria o como una forma de trabajo tiene beneficios tanto para empleados como empleadores. Pero es muy importante que no pierdas de vista dos cosas: una es que seas consciente de los riesgos de ciberseguridad que esto implica y que sepas cómo protegerte; y dos, que nunca dejes de lado que, aunque estés en casa, debes separar horarios, dispositivos y actividades laborales de las personales para evitar malos ratos o hasta la pérdida del trabajo.

Fuente: Kaspersky, Portal TIC, Unocero